Servicios

¿EN QUÉ TE PUEDO AYUDAR?

  • Si buscas cambiar tus hábitos alimenticios y los de tu familia para mejorar su salud, sentir menos hambre, más energía
  • Si tienes sobrepeso y has intentado (o no) de todo para perder peso sin resultados a largo plazo
  • Si eres diabético y buscas dejar los medicamentos y bajar tus niveles de glucosa, de triglicéridos, presión arterial y revertir la diabetes
  • Si tú o tus hijos tienen alguna alergia alimentaria
  • Si estás embarazada y padeces anemia, diabetes gestacional o simplemente no sabes cómo alimentarte
  • Si estás amamantando y no sabes qué comer
  • Si padeces alguna enfermedad autoinmune como lupus, enfermedad celíaca, problemas de tiroides, etc.
  • Si padeces de gastritis, colitis, reflujo o cualquier trastorno gastrointestinal o relacionado con la inflamación
  • Si a ti o a tus hijos les han recetado antibióticos y quieres reconstruir su flora intestinal
  • Si tienes problemas hormonales
  • Si padeces epilepsia y quieres tomar menos medicamento
  • Si quieres prevenir o mejorar la demencia, el Alzheimer y la degeneración neuronal, o simplemente cuidar tu cerebro

Yo puedo ayudarte a prevenir, controlar y en su caso (como el de la diabetes) a revertir estas enfermedades si estás dispuesto a hacer algunos cambios en tu estilo de vida.

Mi objetivo principal es ayudarte a mejorar tu salud y tu calidad de vida. Si en el proceso adelgazas, ¡qué mejor! Pero si buscas seguir una dieta para perder 10 kilos en un mes y al llegar al peso que deseas, seguir con tu alimentación habitual… Definitivamente yo no puedo ayudarte.

ALIMENTACIÓN DESMEDICALIZADA BASADA EN EVIDENCIA

¿Qué significa esto?

Nuestra vida está ya bastante medicalizada como para hacer lo mismo con nuestra alimentación. Significa que no vas a seguir una dieta con “x” cantidad de calorías y de nutrimentos  divididos en 5 tiempos de comida  que los profesionales de la salud suponen que tu cuerpo necesita.

La alimentación es un acto natural y también una fuente de placer y convivencia que debe ser desmedicalizado. Esto no quiere decir que entonces vas a comer alimentos chatarra o con calorías vacías, sino que vas a aprender a comer alimentos reales en la cantidad con la que te sientas satisfecho cuando tengas hambre.

Mis conocimientos están exclusivamente basados en evidencia (publicaciones científicas) todo lo que aquí o en la consulta comenté tiene fundamentos científicos, que a veces contradice a la industria alimentaria y a algunos profesionales de la salud. Mucho de lo que has escuchado sobre alimentación, son mitos que los medios se han encargado de difundir para el beneficio del negocio millonario de los alimentos industrializados.

Quizás no siempre tenga la razón, si te surgen dudas no te quedes con ellas, no creas todo lo que la tele, internet o tu doctor dicen. Investiga, no en blogs, no en posts de Facebook, no con el primo de un amigo, existen artículos científicos de fácil acceso y comprensión.

¡Tú tienes el poder de decisión sobre tu salud y la de tu familia!